Mi primera vez... fuera (XXXIII), por un servidor

21 de junio de 1987: Sestao 0 - 0 RC Celta
J. Maté, J. Hagan, Maraver, Vicente, Atilano, Lema;
Baltazar, Cándido, Barboza, Nacho, Alvelo.
Juraría que la bandera que asoma tras la cabeza
del inconmesurable Jimmy Hagan es la mía.
In memoriam Francisco J. Gil Porteiro

Para cerrar la temporada regular de estos siete meses de #CeltismoVintage he elegido mi primera vez, pero no en Balaídos, sino fuera (y fuera de verdad, nada menos que en Sestao), por tres razones: la primera es que precisamente hoy, 21 de junio, se cumplen ya 26 años de un ascenso histórico y un tanto rocambolesco por haber sido conseguido en aquel engendro mal llamado play-off de ascenso. La segunda razón es que del mismo modo que a todos nos resulta muy complicado recordar cuál fue exactamente la primera vez que asistimos a Balaídos y acabamos eligiendo la ocasión que nos dejó marcados, no recuerdo cuál fue el primer partido del Celta como forastero que presencié, pero sí tengo presente en la memoria y en el corazón, y de qué indeleble manera, aquel intensísimo partido disputado contra el River entrenado por Jabo Irureta en el muy vetusto campo de Las Llanas de Sestao, como muchísimos otros partidos en Balaídos, con mis amigos Fran Gil (a cuya memoria dedico este relato), Koke Caramés y otros miles de celtistas... y la tercera es que a mis 19 años aquel resultó ser un viaje iniciático, de descubrimiento, la primera libertad de verdad (la que entonces era mi novia olvidada en Vigo, por supuesto), rodeado de amigos, en un ambiente celtista de camaradería y excitación, riendo sin parar, exultante... inmerso en plenos exámenes de junio de 1º de carrera, pero, bueno, ni novias ni exámenes, lo primero era lo primero: el Celta. 

6 aborígenes del Calvario y 2 sestaotarras.
El segundo por la izda, con gorra, es un servidor.
Mi amigo Fran en el centro, entusiasmado, bufanda en los hombros.
Aquel partido los aficionados lo empezamos a jugar mucho tiempo antes de que el árbitro soplase el pitido inicial. Recuerdo nebulosamente ir con Fran un día lluvioso y gris, como muchos de este junio de 2013, a un bar de la calle Ecuador (juraría que donde hoy en día están situados el Otty's o la tapería O Cotiño) a comprar las entradas para el partido (hecho extrañísimo y del que, pasado tanto tiempo, no encuentro explicación), seguir hacia una carpintería para comprar un mástil para una bandera (que Fran desbastó con su fuerza característica con un cepillo en mi casa), y acabar en Don Manuel, una tienda de telas situada en la esquina de las calles Urzáiz y Sagunto en el Calvario, para comprar 3 retales, blanco, celeste... y rojo, para la gigantesca estrelada que acabaría cosiendo mi madre y que conservé hasta el 30 de junio de 2001...  Se la regalé a una alumna, Alejandra Pazo, a la que encontré a la salida del estadio de la Cartuja de Sevilla, llorando abatida, como escaso consuelo diciéndole "te llevas una bandera histórica y viajera, cuídala bien".

Como muchos conoceréis, el segundo paso de aquel partido fue la multitudinaria expedición en el tren organizado por el alcalde Manuel Soto y el concejal Antonio Nieto Figueroa, Leri (se puede encontrar por la red un vídeo documental de aquel viaje que, como muy acertadamente califica mi amigo Santiago Pastoriza, constituye todo un tratado de antropología viguesa). Aquel tren, interminable, compuesto por más de diez vagones, gripó en los Valos, entre Redondela y O Porriño, debido a los sucesivos tirones que varios incontrolados, seguramente perjudicados por fluidos etílicos y otras hierbas, le dieron al freno de emergencia. El convoy tuvo que recurrir a la fuerza de la gravedad y dejarse caer marcha atrás de vuelta a Redondela, donde estuvimos parados unas tres horas esperando, según decían, a que se cambiase la locomotora. Deberíamos haber llegado a Bilbao a primera hora de la mañana... y llegamos a primera hora de la tarde... con un zapato menos, pues uno de los integrantes de mi grupo se bajó a estirar las piernas en la parada que hicimos en Miranda de Ebro: cuando se quiso dar cuenta el tren ya estaba en marcha y en la carrera desesperada por alcanzarlo perdió el zapato. El pobre tuvo que hacer prácticamente el resto del viaje a la pata coja.

En el exterior de Las Llanas, confraternizando en la previa
con unos aficionados del Athletic que habían ido a animar al River
Aún hoy en día no puedo creer cómo fue posible que mi madre me dejase ir en las condiciones en que fui: en manga corta, sin un triste jersey ni chaqueta con que cubrirme, sin llevarme ni un mísero bocadillo ni botella de agua para el viaje, y con solo 1.500 pesetas (traduzco para los jóvenes: 9€) para todo el viaje... ¡Y aún me sobró dinero! Ciertamente es increíble lo que se hace de joven y lo que aguanta un cuerpo, pero si he de ser sincero, tengo que decir que no necesité abrigo ninguno ni pasé hambre... eso sí: la sed que padecí me traumatizó de tal manera que es hoy el día en el que no voy a ningún lado sin una botella de agua.

El partido en sí fue un sinvivir, un padecimiento interminable en aquella grada de preferencia con un sol inmisericorde de frente, bajo el agobio y la presión del equipo sestaotarra que, si no recuerdo mal, necesitaba ganar por 2 goles de diferencia para conseguir el ascenso y con un oído puesto en lo que ocurría en Lugo. Si el 2º equipo gallego con más temporadas en 1ª división vencía al Castellón, el RC Celta ascendería de todas todas... pero el entrenador del equipo blanquiazul, Eusebio Ríos, alineó a un equipo de chirigota que se tomó el partido a cachondeo y acabó perdiendo por 0-2 en el destierro del Anxo Carro. Cómo sería de vergonzosa y escandalosa la actitud del equipo que el entonces presidente coruñés, Andrés García Yáñez, en unas declaraciones emitidas por laTVG que le honran y mucho, pidió perdón al RC Celta y a todo el celtismo, manifestó su vergüenza por el comportamiento del entrenador y su banda y anunció destituciones y despidos inminentes y fulminantes.

Pasé el partido ondeando mi bandera gigantesca, y gritando y jaleando a nuestros jugadores sin pausa... y preguntando la hora a un compañero de grada, al que martiricé cada poco, pensando que ya habría pasado una buena minutada. Todo el equipo estuvo de 10, pero habría que destacar a un Javier Maté imperial, titánico, que me rescató del paro cardiaco en varias ocasiones con unos paradones y unos vuelos que dejarían en ridículo a la British Airways e invalidan por completo las teorías de Newton. El final no llegaba nunca, pero cuando por fin Ceballos Borrego (¡ay, los árbitros y sus apellidos!) lo pitó, aquello fue el acabose. Jamás olvidaré a Juan Maraver encaramado en la valla metálica, a solo 2 metros delante de mí, con su muñeca sempiternamente vendada en alto, apretando el puño  y gritando enloquecido y extático con nosotros, con su acento sevillano, ¡¡Selta!! ¡¡Selta!! ¡¡Selta!! ¡¡Selta!!

Acompañado de otros balubas, arremetimos contra la valla metálica hasta que la derribamos e invadimos el campo enajenados de alegría, abrazándonos con desconocidos, sin importarnos el viaje de vuelta que nos esperaba. 15 horas después, Fran y yo nos arrastrábamos desde la estación de tren de Urzáiz hasta el Calvario. Aquel lunes 22 de junio se celebró un tremendo recibimiento al equipo en la Plaza del Rey. Mi intención era acudir, pero a la altura de la Gran Vía, me volví a casa, me tumbé a verlo en directo por la tele... me quedé dormido al instante y me lo perdí.

Donde quiera que estés, Fran, va por ti, que seguro que también habrás empujado en nuestra más reciente batalla para conseguir la permanencia.

Ficha técnica del partido: Sestao 0 - 0 Celta

Así es... o no...

Ediciones anteriores:
09-11-2012 - Anónimo
16-11-2012 - Por un servidor
23-11-2012 - Jose Montero
30-11-2012 - Santiago Pastoriza
07-12-2012 - Totó Sanjurjo
14-12-2012 - Pablo Castelo
21-12-2012 - Santiago de Prado
28-12-2012 - @ElColla
04-01-2013 - Rosa Mª Vázquez
11-01-2013 - Víctor Tilve
18-01-2013 - Juan Gayoso
25-01-2013 - M.J. Saborido
01-02-2013 - Socio nº 112
08-02-2013 - Marcial Varela
15-02-2013 - Juan C. Rguez. Llanos
22-02-2013 - Jorge Paz
01-03-2013 - Berto Villamarín
08-03-2013 - Nano Ameneiro
15-03-2013 - Mauro Picatoste
22-03-2013 - Marta Grande Boullosa
29-03-2013 - José Manuel Pintos
05-04-2013 - Jorge Tizón
26-04-2013 - David Penela
03-05-2013 - Gustavo Agulla
10-05-2013 - Lucía Taboada
17-05-2013 - Hermindo Pintos Crespo
24-05-2013 - Míriam Vázquez Fraga
14-06-2013 - Dimitid Todos

Comentarios

  1. "el 2º equipo gallego con más temporadas en 1ª división"... ¡¡¡Pues ahora no caigo!!!.
    Grande el relato. Y fuiste capaz de meterlo en 568 palabras. Eres un genio.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja... Aún te paraste a contar las palabras... Lo tuyo con la estadística es de traca ;-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

El suicidio de Evelyn McHale

Oro en cretinismo periodístico

Felicidade